ciencia

Un nuevo estudio sugiere que en realidad fue un cometa lo que impactó en Yucatán y acabó con los dinosaurios