el-espacio

La Vía Láctea sufrió una importante perturbación gravitacional hace más de 300 millones de años