ciencia

El anquilosaurio podía enterrarse en el suelo para protegerse y buscar comida, revela un estudio

anquilosaurio