http://ngenespanol.com/

St. Regis Bal Harbour Hotel

Un rincón donde la elegancia neoyorquina se encuentra con la vibra artística de Miami

FECHA DE PUBLICACIÓN:2012-12-18     AUTOR: Laura A. Zardain

En vez de South Beach, donde transitan los famosos y la vida nocturna está en su apogeo, la cadena de hoteles Starwood escogió el norte de Miami, Bal Harbour Village, para situar el nuevo hotel de la línea exclusiva St. Regis.

¿La razón? Olas de mar, el centro comercial ultrachic Bal Harbour Shops cruzando la calle y exclusividad rodean al St. Regis Bal Harbour Hotel & Resorts. Construido en tres torres de cristal, 27 pisos de altura, el hotel cuenta con 243 suites y habitaciones diseñadas estratégicamente para que todas ?sin excepción? tengan una vista espectacular del mar bajo la luz del día y el sonido de las olas al caer la noche.

Yabu Pushelberg, reconocida firma neoyorkina experta en diseño de interiores en la industria hotelera internacional, fue la encargada de darle a este sofisticado concepto hotelero un toque tropical, por supuesto, respetando la elegancia y el glamour del original, St. Regis New York. Con pisos de mármol Godflower negro con manchas blancas, hecho especialmente para el St. Regis Bal Harbour, espejos vintage tapizando las paredes y el contraste de las rosas colgando por el techo, recrean el estilo art decó tan característico de la zona.

La principal pieza de arte, ?Eyes of the Stars?, del artista local de grafiti callejero, Santiago Rubino, es un mural que secuestra la mirada mientras uno disfruta de un Lychee Beach cocktail en el bar del hotel. Resulta un pecado no observarlo con detenimiento ya que es parte del sello St. Regis y que sigue la tradición del original en Nueva York con su icónico mural King Cole, que fuera comisionado en 1906 por John Astor, fundador del St. Regis y uno de los hombres más ricos de Manhattan.

En cuanto a gastronomía, J&G Grill es el restaurante estrella y ofrece un menú de comida asiática y francesa donde la carne y el pescado encabezan la lista y bien se pueden disfrutar con vinito de una de las 2500 botellas que se guardan en la bodega del St. Regis Bal Harbour, una de las colecciones más grandes en South Florida. No puedes perderte la sopa de nabo con coco, ¡sabe a gloria!

Para relajarse y apapacharse cuenta con el Remede Spa, exclusivo de la cadena hotelera con 12 cuartos para tratamientos, servicio completo de salón y un amplio gimnasio con vista al mar.

No sólo a los adultos se les consiente en este rincón selecto de la ciudad de Miami, el Regis Children?s Club ofrece juegos interactivos y excursiones también para los jóvenes huéspedes y, a diferencia de otros hoteles en la zona, se encuentra ubicado dentro de sus instalaciones.

Pero lo que marca la diferencia es, sin duda, el servicio de Butler Service del hotel en el que los mayordomos, bilingu?es la mayoría, están certificados para mimar al huésped lo más que se pueda: desde grabarte las canciones del grupo que toca en vivo en el bar del hotel ?un jazz maravilloso? hasta sorprenderte con tus chocolates favoritos después de un arduo día de trabajo o ayudarte en el trágico final de cualquier viaje de shopping: hacer maletas.

De trabajo, con hijos o de escape romántico, Bal Harbour reúne arte, moda y la energía del Miami de siempre, y ahora ya cuenta con la gema del St. Regis justo a la orilla del mar.

PARA SABER

A pesar de que está justo enfrente de las Bal Harbour Shops, puedes escaparte fácilmente a la vida nocturna de South Beach gracias a que el hotel cuenta con servicio de transporte gratuito.

Interesados por la ecología, el St. Regis integra prácticas de desarrollo sustentable en conservación del agua y energía como el programa ?Make A Green Choice?.

  • REDES SOCIALES

  • Foto del Lector