¡Adiós 2017!

Publicado el día 31 de Diciembre del 2017, Por Jessica Moreno

Hay que celebrar el año que se va en grande. Elige el destino que más vaya contigo, haz tus maletas y ¡feliz año nuevo!

...

Hay que celebrar el año que se va en grande. Elige el destino que más vaya contigo, haz tus maletas y ¡feliz año nuevo!

Ahí viene la bola…

Nueva York, Estados Unidos

Tienes que ver caer la famosa bola luminosa que desciende en Times Square durante los últimos segundos del año, al menos una vez en la vida. Es una fiesta internacional que ha sido la sensación desde que se comenzó a hacer en 1907 y este año no será la excepción. Para que te distingas de los millones de asistentes a la plaza, puedes comprar un paquete Balldrop (que empiezan desde 250 dólares) y te ofrecen la cena, un bar abierto y accesos a diferentes fiestas que se llevan a cabo en Times Square una vez que termina el conteo de año nuevo, de este modo podrás vivir la celebración de una manera más cómoda.

Tip: si prefieres asistir por tu cuenta a ver la caída de la bola y luego ir a algún otro punto de la ciudad, ¡puedes hacerlo! Hay conciertos gratuitos por todas partes con estrellas de primer nivel.

Al estilo hipster

San Miguel de Allende, México

Si quieres una mezcla perfecta entre diversión nocturna y tranquilidad mañanera, es aquí donde puedes encontrarla. Durante el día puedes hacer los paseos típicos, merodear por las tienditas de artesanías, subir al mirador, visitar las galerías de arte… y por la noche del 31, San Miguel se ilumina con cientos de bengalas. Los visitantes se reúnen frente a la catedral de la plaza central para hacer la cuenta regresiva de los últimos segundos del año. No pueden faltar los muñecos de papel maché gigantes, la música de banda que va por las calles con una multitud detrás, y uno que otro trago de mezcal o tequila para recordar que estamos en el estado con más historia del país.

El año del canguro

Sidney, Australia

La bahía de Harbour se ha convertido en uno de los lugares favoritos del mundo para decirle adiós a la Noche Vieja, no sólo porque la espera termina más rápido y recibes el año nuevo antes que el resto del planeta, sino porque el gobierno de Australia no limita su presupuesto y gasta en promedio cuatro millones de dólares en tan sólo 15 minutos para regalarte un espectáculo de fuegos artificiales. Y no uno cualquiera, uno de los más grandiosos que podrás ver en la vida. Un millón de personas se reúnen en los diferentes puntos panorámicos que se instalan de Harbour para obtener vistas increíbles y sin ningún costo, eso sí, tienes que llegar temprano porque los lugares se llenan rápido.

Que no pare la fiesta

Los Ángeles, Estados Unidos

Ya lo dijo Madonna, “todo el mundo viene a Hollywood”, especialmente en esta época, porque la ciudad soleada se viste de blanco (aunque sea en sus aparadores porque nunca hay nieve) y se dispone a pasar noches de película. Si lo que quieres es despedir el año con mucho glamour, no hay mejor lugar para hacerlo. Te recomendamos comprarte un Hollywood VIP New Years Pass que te permite cruzar la línea roja de terciopelo en la mayoría de los antros sin tener que hacer la larga fila para entrar. Este pase te garantiza el acceso a al menos cuatro fiestas de año nuevo (todas se encuentran muy cerca de las otras para que puedas ir caminando) y así puedes entrar y salir a tu gusto y quedarte en la que más te atraiga.

Un comienzo exótico

Shanghái, China

Si lo que buscas es una experiencia completamente fuera de lo común, entonces debes ir hasta el otro lado del mundo: China. El país entero tiene una diversidad cultural y natural tan impresionante, que te tomaría una vida entera descubrirla, sin embargo, como no tenemos tanto tiempo, nuestra recomendación es visitarla durante tus vacaciones navideñas, sobre todo la ciudad de Shanghái, ya que es un monstruo moderno en pleno auge. La tradición local dicta que se toca la campana budista del templo Longhua, de más de 1,800 años, a media noche del 31 de diciembre y de esta manera se le desea buena fortuna durante el siguiente año a todos los que la escuchan.

Fiesta pura

Río de Janeiro, Brasil

Cerca de 2 millones de personas llegan a esta playa Copacabana que promete diversión al máximo rodeada de música carioca, fuegos artificiales a la media noche (que duran media hora) y mucho, mucho, baile en la arena. Si lo que quieres es pasar una noche ultra animada con tus amigos es aquí donde debes ir, se ofrecen conciertos gratuitos y espectáculos desde las 8 de la noche y hasta que el cuerpo aguante. El momento más emocionante es cuando los barcos que cargan la pirotecnia zarpan mar adentro y sabes que lo mejor está a punto de comenzar.

Elige la opción que más te gusta para despedir al 2017 y recibir al 2018. 

Te puede interesar:

...