• conecta con
    national geographic
ir
 
Aquí vemos a Keiko ya finalmente libre en Islandia.
 
 
Aquí vemos a Keiko ya finalmente libre en Islandia.
Foto: savedolphins.eii.org
 
 

Visita el memorial de Keiko

Autor: National Geographic Traveler Fecha: 2017-07-11

Una de las orcas más famosas del mundo sin duda alguna fue Keiko. Este cetáceo tuvo profundos vínculos con los seres humanos y es recordado por muchas personas en la actualidad.

Su nombre es de origen japonés y significa “niña afortunada”. En su estancia en la Ciudad de México en el parque de diversiones, Reino Aventura, Keiko se convirtió en un animal muy popular y era la principal celebridad del parque. El gran problema era que el estanque era muy pequeño para esta orca y no gozaba de buena salud. 

El poster de “Liberen a Willy” .

Foto: Warner Bros.

La fama mundial la consiguió cuando protagonizó “Liberen a Willy” en 1993. En esta película la orca se robó los corazones de todos los espectadores y se unieron los esfuerzos para liberarla. En febrero de 1995 se fundó la Free Willy-Keiko Foundation

Aquí vemos a Keiko en un tanque antes de ser liberada.

Foto: Wikimedia Commons

Después de estar en varios acuarios, en agosto de 2002 Keiko finalmente fue liberada en la Bahía Klettsvik de Islandia y viajó a través del océano hasta las aguas en Noruega cerca de la aldea de Halsa a unos 250 kilómetros al noroeste de la capital, Oslo. La gente de esta aldea, de alrededor de 1,750 personas, la veía a lo lejos todos los días y algunas veces Keiko los saludaba.  

Una persona deja una piedra en el Memorial de Keiko.

Foto: joannawallen.blogg.se

Desafortunadamente, Keiko falleció por una neumonía el 12 de diciembre de 2003 sin haber cumplido los 30 años de edad. El fallecimiento de la orca dio la vuelta al mundo y elevó los argumentos en contra del cautiverio de los animales.

Una imagen que muestra la manera en que las personas personalizan las piedras que le dejan a Keiko.

Foto: earthisland.org

Fue enterrado en la bahía de Taknes

El 8 de enero de 2004 los niños de Halsa llevaron una piedra y la colocaron encima de la tumba en su honor como en la antigua tradición vikinga. Hoy en día los visitantes de todo el mundo traen nuevas piedras, inculsive personalizadas, y el montículo ha ido creciendo.

Los autoridades sólo piden que la gente acuda con respeto a este lugar.

El legado de Keiko contribuirá para concientizar al mundo que los animales deben estar en libertad y no deben capturados con fines de entretenimiento. 

NO TE PIERDAS: SeaWorld terminará sus espectáculos de orcas en 2019

Les dejamos está canción que le dedicó Michael Jackson a Keiko

 

COMENTA ESTA NOTA