• conecta con
    national geographic
ir
 
Esta nueva medida ha generado muchas controversias. Esta es una imagen referencial.
 
 
Esta nueva medida ha generado muchas controversias. Esta es una imagen referencial.
Foto: Pixabay
 
 

Un país prohíbe los festejos de San Valentín este 2018

Autor: National Geographic Traveler Fecha: 2018-02-12

A través de un comunicado oficial, emitido el 7 de febrero de 2018, las autoridades gubernamentales que regula los medios de comunicación en Pakistán, país mayoritariamente musulmán, prohibió cualquier transmisión que haga referencia a la fiesta de San Valentín que se celebra el 14 de febrero.

La notificación se emitió luego que el Tribunal Supremo de Pakistán confirmara la orden restrictiva, emitida hace un año tras la apelación de un ciudadano musulmán que consideraba las celebraciones de San Valentín como “contrarias a la doctrina islámica”.

Se pidió a las televisoras y emisoras de radio suspender la transmisión de cualquier cosa relacionada con San Valentín.

Foto: Akhtar Soomro

Sin embargo, la Asociación de Profesores de Minorías (PMTA) señaló que “prohibir cualquier referencia al Día de San Valentín en lugares públicos y en los medios es una violación del Artículo 28 de la Constitución de Pakistán y limita los derechos humanos fundamentales. 

Ningún evento del Día del Amor y la Amistad se llevará a cabo en ningún lugar público.

Anjum James Paul, presidente de la PMTA, dijo que con esta decisión del gobierno “la situación está empeorando y Pakistán está perdiendo el pluralismo y la diversidad. El espacio social para las minorías religiosas se está reduciendo cada vez más”. En opinión de Paul “los grupos conservadores islámicos creen que San Valentín es una fiesta que no es compatible con el islam y, por lo tanto, no debe celebrarse. Esto también podría suceder con otras celebraciones”.

Una imagen de las protestas.

Foto: Plano Informativo

La ley de blasfemia agrupa varias normas contenidas en el Código Penal inspiradas en la Shariah, ley religiosa musulmana, para sancionar cualquier ofensa de palabra u obra contra Alá, Mahoma o el Corán. 

El número de minorías religiosas ha disminuido en el país. En 1947 eran el 23% y ahora son menos del 5% de la población.

Para el presidente de la PMTA, si las condiciones de vida para las minorías religiosas, especialmente los cristianos y los hindúes, no cambian para bien, muchos tendrán que verse obligados a dejar el país. Esto es porque la ofensa puede ser denunciada por un musulmán sin necesidad de testigos o pruebas adicionales y el castigo supone el juicio inmediato y la posterior condena a prisión o muerte del acusado.

NO TE PIERDAS: En este país es ilegal tener un automóvil negro

Vía: Aci Prensa

 

COMENTA ESTA NOTA