• conecta con
    national geographic
ir
 
Una imagen de la canonización del cura José Gabriel Brochero en el Vaticano.
 
 
Una imagen de la canonización del cura José Gabriel Brochero en el Vaticano.
Foto: Tony Gentile
 
 

¿Qué se necesita para ser un santo en la iglesia católica?

Autor: National Geographic Traveler Fecha: 2017-11-02

Los santos "canonizados" oficialmente por la iglesia católica son alrededor de 10,000, aunque los procesos tal como los conocemos hoy en día son relativamente nuevos, del siglo XVIII. Aquí les compartimos el proceso para llegar a ser santo.

Las cuatro etapas en un proceso de canonización:

Santa Teresa de Ávila fue una reformadora de la Orden de los Carmelitas y se considera fundadora de las Carmelitas Descalzas.

Foto: Museo del Prado

1. Ser un siervo de Dios

En primer instancia el postulador presenta a la Santa Sede un informe sobre la vida y las virtudes de la persona que desean que sea santificada. La iglesa, por medio de la Congregación para las Causas de los Santos, examina el informe y dicta si es viable o no.

San Judas Tadeo aparece al último en la lista de los doce apóstoles de Jesucristo.

Foto: Oraciones y Reflexiones Catolicas

2. Ser venerable

En esta parte del camino, varios organismos de la Santa Sede reciben los testimonios de las personas que conocieron al siervo que se quiere santificar y analizan la ortodoxia de sus escritos. Al terminar la investigación un relator, nombrado por la Congregación para las Causas de los Santos, elabora un documento denominado "Positivo" si el candidato puede llegar a ser un santo. Por último, si el Papa lo aprueba dicta el "Decreto de Heroicidad de Virtudes" y partir de ese momento el siervo es considerado venerable.

Santa Rita de Casia fue una religiosa italiana y es una de las santas más populares de la Iglesia católica.

Foto: MonteCaserosOnLine.com

3. Ser beato o bienaventurado

Para ser beatificado, es indispensable la realización de un milagro atribuido a la intercesión del venerable. El proceso de examinar este "presunto" milagro se lleva a cabo en la diócesis donde ha sucedido el hecho y donde viven los testigos.

El proceso de examinar el "presunto" milagro debe abarcar dos aspectos:

a) La presencia de un hecho, la sanación en la mayoría de los casos, y que los científicos, o los médicos, deberán atestiguar como un hecho que va más allá de la ciencia.

b) La intercesión del venerable siervo de Dios en la realización de ese hecho que señalarán los testigos del caso.

Al final, la Congregación para las Causas de los Santos da su veredicto final sobre el "milagro". Si el veredicto es positivo el prefecto de la Congregación ordena la confección del decreto correspondiente para ser sometido a la aprobación del Papa para ser beatificado y determinar la fecha de la ceremonia litúrgica.

San Benito fue fundador de la orden de los Benedictinos y vivió como ermitaño por muchos años en una región de Italia.

Foto: Baldwin DeSF (YouTube)

4. Ser santo

La primera etapa es la aprobación de un segundo milagro. Durante la segunda etapa, la Congregación para las Causas de los Santos examina este segundo milagro presentado. Se requiere que este segundo hecho milagroso haya sucedido en una fecha posterior a la beatificación. Para examinarlo esta congregación sigue los mismos pasos del primer milagro. Por último, el Papa tiene que aprobarblo y realizar el "Decreto de Canonización" y se lleva a cabo la ceremonia de la canonización.

NO TE PIERDAS: ¿Sabes qué es el "cordonazo de San Francisco"?

 

COMENTA ESTA NOTA