http://ngenespanol.com/

Destinos finales

Algunos cementerios son también lugares muy frecuentados por los viajeros

FECHA DE PUBLICACIÓN:2012-11-20     AUTOR: Margaret Loftus

Muchos de los panteones más comentados del mundo también tratan con respeto a los vivos, y además valen la pena. Lápidas, criptas y paisajes dejan entrever pistas acerca de un lugar y su gente. En estos cementerios famosos, ve más allá de la espeluznante superficie para hallar el mausoleo que mantiene vivas las leyendas de los personajes enterrados ahí debajo.

1. Père-Lachaise, París. Ubicado en el distrito XX, este arquetipo de los cementerios rurales se abrió en 1804. Los parisinos hacen jogging en sus senderos, los roqueros peregrinan a la tumba de Jim Morrison y otros dejan flores en la lápida de Oscar Wilde, que ostenta la representación de un hombre en vuelo de estilo egipcio.

2. Merry Cemetery, Rumania. Detrás de la Iglesia de la Asunción de Sapanta, cruces de roble ornamentadas marcan cada una de las novecientas y tantas tumbas; arte y poesía narran historias extravagantes de los difuntos. Por ejemplo, en el epitafio de un bebedor empedernido una petición póstuma suplica: "Déjenme un traguito de vino".

3. St. Louis No. 1, Nueva Orleans. Cerca del Barrio Francés, un millar de criptas y mausoleos se apiñan al ras del suelo en el espacio de apenas una manzana del cementerio que aparece en la película Easy Rider de 1969. Aquí están enterrados Barthelemy Lafon, el arquitecto que se hizo pirata y (dicen los rumores) la sacerdotisa vudú Marie Laveau.

4. Forest Lawn, Los Angeles. Hollywood Hills, desde donde se ven los techos de los estudios Tinseltown, sirve de lugar de último descanso a sus estrellas más rutilantes, desde Bette Davis hasta Liberace. Muchas tumbas son sorprendentemente sobrias (en el cercano Glendale, la de Michael Jackson está oculta), pero un mosaico de cristales venecianos deja a todos boquiabiertos.

5. Cementerio de la Recoleta, Buenos Aires. En este exclusivo panteón, los visitantes van directo a la tumba de Eva Perón (que tiene su apellido de soltera, Duarte). Entre grandes ángeles de piedra y mausoleos tallados se yergue una escultura que llena el corazón de congoja: la de una novia que murió en una avalancha en su luna de miel.

  • REDES SOCIALES

  • Foto del Lector