http://ngenespanol.com/

San Antonio

Siete formas para disfrutar las facetas conocidas (shopping) y desconocidas de la ciudad vaquera.

FECHA DE PUBLICACIÓN:2011-10-26     AUTOR: Adriana Olvera Ávila

Shopping, shopping y más shopping. San Antonio, además de sus centros comerciales, héroes de leyenda (cowboys) y equipo de basquetbol (Spurs); esconde una cultura de más de cinco siglos formada por españoles, mexicanos y alemanes. Hoy, la ciudad cosmopolita tiene 28 millones de turistas al año que buscan conocer más a fondo sus raíces. Pueblos, museos, teatros y restaurantes reflejan las costumbres y tradiciones de esta región multicultural ubicada al sur de Texas.

1. Una probadita de lo tradicional. Nunca estará de más realizar un recorrido por el Riverwalk o comer en uno de los restaurantes que circundan al río; por algo es la atracción por excelencia de San Antonio. Llega por alguno de los puentes y camina por un sendero de más de cuatro kilómetros por debajo del nivel de las calles.

Recorre el río en lancha y almuerza en el primer restaurante que se abrió en el paseo del río (Casa Río), prueba los nachos con queso fundido, frijoles y jalapeños. Refréscate con una cerveza y disfruta del jazz en Jim Cullums Landing. En la noche vive el ritmo tejano de los bares y clubes nocturnos, una opción es el Durty Nellie?s Irish Pub.

2. Llévate una bolsa en la mano. Quien diga que va a San Antonio y no va de compras está mintiendo. A 45 minutos de la ciudad se encuentra uno de los outlets más grande de Estados Unidos, San Marcos. La detallada selección y variedad de locales han hecho del lugar el tercero mejor para las compras.

Visita alguna de las 280 tiendas y adquiere descuentos del 30 al 70 por ciento en las mejores marcas (Coach, Ralph Loren, Puma, American Eagle, Lacoste, Hugo Boss, Brook Brother y Victoria Secret, entre otras). Si no quieres salir de la ciudad, dirígete a The Shops at La Cantera.

El centro comercial al aire libre rodeado de vegetación incluye 130 tiendas del lujo dentro de las cuales encontrarás Tiffany & Co., Burberry, Juicy Couture, Sony Style, Tommy Hilfiger y Banana Republic. Tómate un descanso en alguno de sus cinco restaurantes, el Bravo Cucina Italiana y el PF Chang China Bistro son siempre una opción.

3. Vive una película en el Viejo Oeste. Experimenta la vida vaquera a unos minutos de San Marcos. Visita el pueblo de Gruene, localizado en el territorio de New Braunfels, a un costado del Río Guadalupe. Vive los recuerdos de cowboys y pistoleros en senderos rocosos, tiendas de época remodeladas, como el Gruene General Store y salón de baile Gruene Hall.

Haz un recorrido por el río en una dona gigante, nada, pesca o simplemente camina a la orilla del río. Un buen lugar para comer es el Gristmill Restaurant (www.gristmillrestaurant.com). El sitio de madera enclavado en árboles y con vista al río, posee un extenso menú de comida tex-mex. Prueba los aros de cebolla y las costillas en salsa BBQ (las porciones son abundantes). Si aún estás hambriento, no lo dudes, pide el pastel de queso al estilo New York.

4. Despierta tus oídos. Asiste a un concierto de música clásica en el Teatro Majestic (www.majesticempire.com), hogar de la Sinfónica de San Antonio y del Broadway Across America. El recinto, inspirado en las misiones españolas, data del año de 1929.

Su diseño colonial resplandece en sus balcones y techos con rosetones tallados de madera, columnas salomónicas y arcos ojivales semejantes a los del siglo XVII. No muy lejos de ahí podrás escuchar jazz. El teatro Empire, construido por Thomas Brady en 1913, ha sido sede de importantes artistas como David Crosby y Shawn Colin, así como la orquesta de jazz Preservation Hall.

5. Empápate de la vida marina. Haz feliz a los niños en el parque de aventuras más grande del mundo. Sea World, conformado por 80 hectáreas, se integra por más de 26 shows de animales, montañas rusas, zoológico y puestos de comida que te harán pasar una mañana inolvidable en compañía de toda tu familia. Disfruta del espectáculo de orcas, mejor conocido como Shamu, y de los pingüinos.

El parque abre sus puertas a las nueve de la mañana y cierra a las diez de la noche (varía según temporadas).

6. Destapa tesoros del pasado. En la construcción de Lone Star Brewery (cervecería de 1884) cerca del centro de la ciudad, se encuentra el Museo de Arte de San Antonio (www.samuseum.org), mejor conocido como SAMA, por sus siglas en inglés.

La extensa colección permanente incluye piezas de arte asiático, oriente e islámico, oceánico, europeo y contemporáneo, así como con el Centro de Artes Latinoamericanas de Nelson A. Rockefeller (área donada en 1985 por el vicepresidente Nelson A. Rockefeller y Robert K.
Winn).

Si deseas comprar algún recuerdo de las exposiciones, ve a la tienda del museo. También al norte de New Baunfels se localiza el Museo de McNay (www.mcnayart.org), fundado en 1950 por la herencia de la señora Marrion Kooglar McNay. La exposición permanente tiene pinturas y esculturas del siglo XIX y XX de Pablo Picasso, Paul Gauguin, Vincent Van Gogh, Paul Cézanne, Edgar Degas, Raoul Dufy, Aguste Rodin y Henri Matisse, entre otros.

7. Explora la Alemania escondida. Viaja por el tiempo en las calles de dos pueblos fundados por inmigrantes alemanes. Fredericksburg, pueblo situado a una hora de San Antonio, cuenta con más de 50 festivales anuales. Baila, come y bebe al estilo alemán en el Oktoberfest, celebración heredada de los inmigrantes alemanes.

Descubre el origen germano de este pueblo en las construcciones de  casas y la gastronomía. Un lugar para conocer la tradición germana es el Cotton Gin Village (hotel y restaurante). En las
afueras del pueblo hay un interesante museo sobre la Segunda Guerra Mundial conocido como el Museo Nacional de la Guerra del Pacífico.

Asimismo, a unos 30 minutos de la ciudad, el distrito de Boerne, te mostrará más testimonios de la cultura alemana de esta zona. Visita Hauptstrasse (Calle Principal), llena de construcciones y casas de los años de mediados del siglo XIX, en donde hoy se ubican galerías (Galería de Antigüedades Carriage House), museos (Museo Herencia de Agricultura), boutiques (Ella Blue) y restaurantes (Cowboy Steak House) que vale la pena visites.

El segundo fin de semana de cada mes se coloca en la calle de Gazebo (Plaza Principal) los "Días de Mercado de Boerne", numerosos stands de diferentes partes de Texas te venderán curiosos artículos como antigüedades, arte, ropa, cerámica, joyería, suvenires, comida y bebidas.

BUSCADOR DE HOTELES EN SAN ANTONIO

Hyatt Regency Hill Country and Resort. Cerca de Sea World y Six Flags, se encuentra este hotel construido como las granjas de piedra caliza de principios del siglo XX. El hotel dispone de 500 habitaciones, 58 de ellas suites, diseñadas con estilo tejano en tonos cafés y detalles en cuero.

Te puedes asolear en la playa artificial, refrescarte y darte un paseo por el río, relajarte en el spa y jugar un poco de golf. La cena en Antlers Lodge, nombrado así por su candelabro de cuernos de venado, es una grata sorpresa. La cocina ecléctica del lugar incluye un queso brie cubierto con almendras, la ensalada wedge y el pato rostizado acompañado de rissotto (www.hillcountry.hyatt.com).

Omni La Mansión del Río. Justo en el paseo del río se localiza este hotel de primera categoría. El recinto tiene 338 habitaciones decoradas en estilo colonial, algunas con vista al río. Dispone de alberca climatizada con jardín, gimnasio, spa y restaurante (www.omnihotels.com/FindAHotel/sanantoniolamansiondelrio.aspx).

The Westin Riverwalk. Rodeado de cipreses, en medio de un sinnúmero de tiendas, cafés, restaurantes y bares, se ubica este hotel de 476 habitaciones y 66 suites. Revitalízate con un chapuzón en la alberca y disfruta de los servicios de spa, sauna y/o gimnasio que te ofrece el lugar. Desayuna, come o cena platillos del suroeste fusionados con la cocina mexicana en la cafetería gourmet Caliza Grill (www.starwoodhotels.com/westin/property/overview).

The St. Anthony. A Wyndham Historic Hotel.  Construido en 1909 y galardonado por cuatro diamantes. El hotel tiene 350 habitaciones en cuyo diseño se combinan el pasado con el presente. Disfruta una comida en el salón Madrid y rodéate de antigüedades del Imperio Francés (www.wyndham.com/main.wnt).

The Fairmount Hotel. En el centro de la ciudad, sobre un edificio de 1906 se levanta un hotel de estilo victoriano. Las 37 recámaras decoradas con antigüedades, telas europeas de seda y azulejos poseen un estilo único e irrepetible. Todas las habitaciones son de no fumar (existen algunas con balcón). Prueba la cocina contemporánea y regional italiana en el Lucan (www.thefairmounthotel-sanantonio.com).

  • REDES SOCIALES

  • Foto del Lector