http://ngenespanol.com/

De paso por Roma

Explora antiguas catacumbas y juega al gladiador y trepa las colinas

FECHA DE PUBLICACIÓN:2012-06-12     AUTOR: Susan Spano

Esplendor imperial, religión y arte del Renacimiento le dan a Roma significados profundos para los adultos, pero también a los bambini, quienes pueden descubrir sus tesoros.

Descenso en el tiempo

Sumérgete en las entrañas, donde disfrutarás de una atmósfera con temperaturas frescas todo el año. Afuera de la Appia Antica, las tumbas, túneles y símbolos cristianos secretos de las catacumbas nos hablan de cómo los primeros creyentes se sacrificaban por su fe.

El Scavi Tour, en la Basílica de San Pedro, es una inolvidable aventura para adolescentes, pues se desciende muy por debajo de la basílica con la finalidad de explorar el sitio donde está enterrado San Pedro, y chicos de todas edades pueden subir los 551 escalones (o tomar el elevador) hasta la cúpula de Miguel Ángel.

Hay momias en la colección egipcia y una galería de esculturas romanas de animales en los Museos del Vaticano.

Un poco apartada del recorrido transitado, pero cerca del Coliseo, la Basílica de San Clemente es un pastel de capas arqueológicas; entra por la tienda de tarjetas postales, luego baja algunos escalones hasta una iglesia cristiana primitiva y, luego, debajo de esta, sigue hasta un recinto de culto pagano incluso más antiguo, de finales del segundo siglo antes de Cristo.

Il Colosseo

Todos se quedan pasmados ante el enorme Coliseo.

Un paseo por el anfiteatro (cuya capacidad era de 50 mil espectadores cuando se inauguró en 80 d.C.) y luego un vistazo al campo de entrenamiento para los luchadores, Ludus Magnus, con ring y celdas para dormir invitarán a niños y grandes a jugar a Espartaco y aprender a blandir espadas en la Escuela Romana de Gladiadores (viator.com), dirigidos por miembros del Grupo Histórico de Roma.

Camina a las colinas

El hermoso y verde Aventino, la menos conocida de las famosas siete colinas de Roma, tiene un parque en la cima y una iglesia antigua, Santa María del Priorato; asómate en su puerta a través del Ojo de Cerradura Aventino para obtener una vista enmarcada de San Pedro al otro lado del río Tíber.

Observa el colorido cambio de guardia en el Palacio del Presidente italiano en el Monte Quirinal o trepa al Monte Pincio por su vista a la Piazza del Popolo; cuando tanto panorama se vuelva pesado, los chicos pueden desahogar energías conduciendo coches de pedales.

Justo debajo del Capitolino en el centro de Roma, un elevador panorámico conduce a los aguiluchos imperiales a una de las aguileras más elevadas de Roma, en lo alto del Monumento a Vittorio Emanuele II.

Señala el Coliseo y la Escalinata Española en la extensa vista desde la terraza que hay arriba.

  • REDES SOCIALES

  • Foto del Lector