Un iceberg gigantesco está por desprenderse en la Antártida

Publicado el día 07 de Julio del 2017, Por National Geographic en español

La enorme porción de hielo se desprenderá de la barrera de hielo Larsen, pero los científicos aseguran que no afectará el nivel del océano.

Aqui va un banner...

 

Una enorme porción de la barrera de hielo Larsen, llamada por los expertos Larsen C, está por desprenderse al este de la península Antártica, en donde se encuentran diversas bases científicas de América Latina y el mundo.

Noel Gourmelen, de la Universidad de Edimburgo informó que de acuerdo a la información provista por el satélite CryoSat se estableció la altura del hielo por encima del océano y se realizaron cálculos sobre la espesura final del iceberg, la cual será de unos 190 metros y contendrá aproximadamente 1,155 kilómetros cúbicos de hielo.

Información reciente sobre el estado de Larsen C dada a conocer por NASA y la Universidad de California reveló que el iceberg, de más de 6,000 kilómetros cuadrados, sólo se encuentra unido a la barrera de hielo antártica a lo largo de 5 kilómetros. La fisura de cerca de 160 kilómetros en la barrera de hielo Larsen ha sido monitoreada por los científicos desde hace unos meses, en espera del desprendimiento.

 

La fisura de cerca de 160 kilómetros en la barrera de hielo Larsen ha sido monitoreada por los científicos desde hace unos meses.

 

Por su parte, la Agencia Espacial Europea subrayó que aunque no afectará el nivel del océano, el desprendimiento de Larsen C sí podría poner en riesgo la circulación marítima, por lo que remarcan la necesidad de vigilar y monitorear este acontecimiento.

 

¿“Quién” es Larsen C?

La barrera de hielo Larsen es una extensa plataforma congelada que se ubica a lo largo de la costa oriental de la península Antártica, al noroeste del mar de Weddell y debe su nombre al capitán noruego Carl Anton Larsen, quien navegó a lo largo de la barrera en diciembre de 1893. Está (o estaba) compuesta por tres barreras que ocupaban distintas partes de la costa; las distintas porciones de hielo han sido denominadas por investigadores como Larsen A, Larsen B y Larsen C.

Larsen A era la parte más pequeña de la barrera de hielo y se desintegró en enero de 1995; Larsen B se desintegró casi por completo en febrero de 2002, aunque quedan algunos sectores aún y Larsen C, que actualmente se espera que se desprenda de la barrera de hielo en cualquier momento.

 

¿Ciclo natural o cambio climático?

Los científicos se encuentran en un debate sobre el papel del cambio climático en esta ruptura.

Algunos expertos sostienen que no hay pruebas suficientes de que la próxima ruptura de Larsen C sea una consecuencia del avance del cambio climático en la Antártida y argumentan que las barreras de hielo, después de todo, desprenden porciones de hielo a veces.

“No necesitamos presionar el botón de pánico para Larsen C. Grandes eventos de ruptura como éste son procesos normales de una capa de hielo saludable y han ocurrido durante décadas, siglos, milenios”, escribió recientemente Helen Amanda Fricker, investigadora del Instituto Scripps de Oceanografía.

Pero no todos concuerdan con esta postura.

“Por supuesto que esta ruptura se debe al cambio climático en la península Antártica”, dijo Eric Rignot, un experto en la Antártida de NASA y la Universidad de California, al Washington Post.

 

La porción de la barrera de hielo Larse llamada “Larsen B” se desintegró casi por completo en febrero de 2002

 

En los últimos años, la Antártida ha experimentado un aumento de rupturas en sus plataformas de hielo.

La barrera de hielo Larsen A, se encontraba en la punta norte de la península Antártica, en las latitudes más cálidas de la región y fue la primera en colapsar e 1995; en 2002, sucedió lo mismo con Larsen C, que se encontraba más al sur y ahora Larsen C, que se encuentra más hacia el polo Sur y donde las temperaturas son más frías ha sufrido una ruptura considerable que reducirá su tamaño más de lo que los investigadores calculaban.

 

Un video de NASA muestra cómo se desprendió Larsen B de la barrera de hielo en la Antártida.

 

 

Los científicos tienen un debate similar sobre si esta ruptura desestabilizará la barrera de hielo Larsen y contribuirá a su total desintegración.

Según Rignot, Larsen C retiene alrededor de un centímetro de aumento global del nivel del mar en de glaciares. Si la plataforma continúa desintegrándose, este hielo podría fluir más rápidamente hacia el mar.

 

 

La misión IceBridge de NASA proporcionó evidencias gráficas de los efectos del cambio climático en la Antártida:

 

 

Tal vez te interese: 4 animales con formas increíbles para protegerse del frío