Los guepardos están peligrosamente cerca de la extinción

Publicado el día 05 de Enero del 2017, Por Alexandra Petri

El mamífero terrestre más rápido del mundo se acerca velozmente a la extinción, pues el censo de guepardos más reciente sugiere que estos grandes felinos, cuya población ya es muy reducida, podría desplomarse otro 53 por ciento en los próximos 15 años. Según el nuevo estudio, publicado recientemente en Proceedings of the National Academy of Sciences, hoy día solo quedan 7,100 guepardos en estado salvaje. Eso contrasta con la población de 14,000 guepardos calculada en 1975, cuando los investigadores hicieron un recuento extensivo de los animales de todo el continente africano.

Aqui va un banner...

 

El mamífero terrestre más rápido del mundo se acerca velozmente a la extinción, pues el censo de guepardos más reciente sugiere que estos grandes felinos, cuya población ya es muy reducida, podría desplomarse otro 53 por ciento en los próximos 15 años.

“Es muy peligroso –advierte Luke Hunter, presidente y jefe de conservación de Panthera, la organización global para la conservación de felinos salvajes-. Se trata de una mengua muy activa, así que hay que intervenir y actuar para resolver el problema”.

Según el nuevo estudio, publicado recientemente en Proceedings of the National Academy of Sciences, hoy día solo quedan 7,100 guepardos en estado salvaje. Eso contrasta con la población de 14,000 guepardos calculada en 1975, cuando los investigadores hicieron un recuento extensivo de los animales de todo el continente africano, informa Hunter.

 

Un guepardo asiático cruza por la Reserva de Vida Salvaje Miandasht, Irán.

 

Por otra parte, el guepardo ha sido expulsado de 91 por ciento de su territorio histórico. Antaño, los guepardos rondaban casi toda África y gran parte de Asia, pero ahora, su población está confinada sobre todo a seis países africanos: Angola, Namibia, Zimbabue, Botsuana, Sudáfrica y Mozambique. Además, la especie ya casi se ha extinguido en Asia, con menos de 50 individuos en una zona aislada de Irán.

Con base en estos resultados, los autores del estudio claman porque el estado del guepardo cambie de “vulnerable” a “en peligro de extinción” en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

“Si estos grandes carnívoros están declinando con semejante celeridad, entonces la extinción se vuelve una posibilidad real”, afirmó Hunter.

 

 

Tal vez te interese: Los leopardos han perdido tres cuartas partes de su territorio

 

 

Doble revés

Cosa poco sorprendente, los humanos son la principal causa de que los guepardos peligren.

Igual que otros grandes carnívoros, los guepardos enfrentan la pérdida de hábitat debido a la transformación de áreas silvestres en tierras gestionadas dedicadas a la agricultura o la ganadería. Y a veces, la gente mata guepardos si los percibe como una amenaza para el ganado, pese a que estos felinos rara vez cazan animales domesticados, apunta Hunter.

 

Un guepardo solitario es fotografiado en la sabana de Kenia.

 

Los guepardos también son víctimas de colisiones vehiculares, y de cazadores furtivos que codician sus pieles, órganos e incluso su carne; no obstante, la amenaza mayor está dirigida a las especies que son presas de los guepardos, como antílopes, gacelas, impalas y jabalíes. Todos estos animales son presas ideales de los guepardos, y todos son cazados de manera intensiva por personas de muchas regiones, explica Hunter.

“Los guepardos enfrentan un doble revés: primero, son abatidos directamente y luego, matan a sus especies de presa en las sabanas, dejándolos sin subsistencia”, dice Hunter.

Otra amenaza es la gran demanda de crías de guepardo como mascotas, sobre todo en Medio Oriente, lo cual fomenta el comercio ilegal de crías en África del Norte.

 

 

Tal vez te interese: El gran mercado ilegal de animales pequeños

 

 

Catalizador de la conservación

Algunos guepardos ya viven en áreas protegidas, como parques nacionales, que son más seguros, accesibles, y donde se espera que los animales se vean expuestos a menos amenazas, informa Sarah Durant, líder del estudio y miembro de la Sociedad Zoológica de Londres.

Sin embargo, durante la nueva evaluación, Durant y sus colegas hallaron que dos tercios de la población de guepardos viven fuera de esas zonas protegidas debido, en parte, a que los animales necesitan espacio para deambular.

No podemos tener más guepardos en áreas protegidas… la densidad ya ha alcanzado el máximo posible –previene Durant-. La clave para la supervivencia del guepardo es su supervivencia fuera de las áreas protegidas”.

 

Un guepardo y dos crías observan el paisaje en Kenia.

 

El equipo de estudio, dirigido por Panthera, la Sociedad Zoológica de Londres, y la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre, espera que sus resultados logren que UICN reclasifique al guepardo como una especie en peligro de extinción.

Tal vez sea demasiado tarde para aumentar y proteger a la especie en regiones como África Occidental o Central, donde estos grandes felinos han estado en decadencia desde hace mucho tiempo, añade Hunter. Pero hay un potencial enorme para que la población se recupere rápidamente en otras áreas.

 

Una familia de guepardos reposa en la Reserva Nacional Masái Mara, Kenia.

 

El nuevo estado de conservación serviría de plataforma para que estos grupos intenten revertir las tendencias que afectan a los guepardos. Por ejemplo, el cambio podría crear oportunidades de financiamiento que solo están disponibles para especies en peligro de extinción, y permitiría negociar programas para conservación de guepardos con los gobiernos africanos.

“Lo que realmente esperamos –agrega Durant- es que esto catalice acciones para pensar de manera innovadora en la conservación del guepardo y el paisaje; para ver más allá del sistema de áreas protegidas y lograr que las comunidades participen y apoyen la conservación; y para asegurar que exista el marco político y financiero necesario para que todos se beneficien de la conservación”.

 

 

Mira estos hermosos retratos de grandes felinos:

 

 

Tal vez te interese: 7 victorias de los animales en 2016