• conecta con
    national geographic
ir
 
 
 
 
 
 

Una erupción explosiva hace hervir un lago de lava hawaiano

Autor: Brian Clark Howard Fecha: 2016-01-14

Un vídeo impresionante brinda una mirada nueva al interior de un volcán hawaiano de gran actividad. El 8 de enero por la mañana, un desprendimiento de rocas en el borde oriental del respiradero de cumbre en el cráter Halemaumau del volcán Kilauea provocó una pequeña explosión.

Esa pirotecnia natural es más común cuando se eleva el nivel del lago de lava fundida, informa el Estudio Geológico de Estados Unidos (USGS), agencia que monitorea el sitio. Y hace poco, el lago se encontraba a 30 o 35 metros por debajo del borde del volcán.

La alta temperatura de la lava desestabiliza las rocas del borde del cráter, y cuando ya no resisten más, se desprenden, a veces ocasionando explosiones. El 8 de enero, el material incandescente rebulló fuera del cráter a una altura de 110 metros.

“Los desprendimientos de roca y los consiguientes eventos explosivos ocurren sin previo aviso, y los fragmentos de lava cadente y escombros de roca lanzados contra el borde del cráter son un peligro significativo para el área”, informa USGS.

Kilauea, un volcán en escudo con cono de ceniza, es la montaña más activa de Hawái, y también uno de los volcanes más estudiados en el mundo. La mayoría de sus erupciones ha consistido de flujos de lava relativamente suaves, pero cada pocas décadas o siglos, erupciones más poderosas despiden desechos a los alrededores. La montaña tiene una elevación de 1,247 metros, y su escudo mide alrededor de 80 kilómetros de largo y 24 kilómetros de ancho.

Por tradición, los nativos hawaianos han asociado el volcán con Pele, la diosa del fuego, de quien se dice que creó las islas.

Kilauea, un volcán en escudo con cono de ceniza, es la montaña más activa de Hawái, y también uno de los volcanes más estudiados en el mundo.

La mayoría de sus erupciones ha consistido de flujos de lava relativamente suaves, pero cada pocas décadas o siglos, erupciones más poderosas despiden desechos a los alrededores. La montaña tiene una elevación de 1,247 metros, y su escudo mide alrededor de 80 kilómetros de largo y 24 kilómetros de ancho.

Por tradición, los nativos hawaianos han asociado el volcán con Pele, la diosa del fuego, de quien se dice que creó las islas.

Otra vista de Kilauea, el viernes pasado:

 

COMENTA ESTA NOTA