• conecta con
    national geographic
ir
 
Las colillas de cigarrillo son consideradas como residuos de alto riesgo, debido a las sustancias químicas que contienen.
 
 
Las colillas de cigarrillo son consideradas como residuos de alto riesgo, debido a las sustancias químicas que contienen.
Foto: masvli, Pixabay
 
 

Cómo afecta el consumo de tabaco al ambiente

Autor: National Geographic en español Fecha: 2017-05-31

 

El consumo de tabaco es un problema de salud pública, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 7 millones de personas mueren por el consumo del tabaco y uno de cada dos niños es fumador pasivo.

Los daños a la salud ocasionados por el tabaquismo han sido repetidos en campañas publicitarias para atacar este problema, sin embargo poco se habla de cómo el consumo del tabaco afecta al ambiente, desde el proceso de elaboración y desecho del producto.

 

 

Pequeños pero peligrosos

Los cigarrillos pueden parecer indefensos debido a su tamaño, sin embargo, el daño de este producto al ambiente se debe a las cantidades en las que es desechado: cerca de 10 mil millones de cigarrillos son desechados al ambiente cada día

 

Los consumidores de tabaco son uno de los principales productores de gases de efecto invernadero.

Foto: Ander Burdain

 

Además, estos residuos contienen más de 7 000 sustancias químicas tóxicas, algunas agregadas por las compañías tabacaleras para que los consumidores no tengan que encender de manera constante sus cigarrillos.

 

 

Residuos de alto riesgo

Las colillas de cigarro representan entre el 30 y el 40 % de los residuos recogidos en actividades de limpieza urbana y costera. De acuerdo a la organización Ocean Conservancy, tirar una colilla de cigarro puede contaminar hasta 50 litros de agua potable, ya que el filtro conserva la mayoría de la nicotina y el alquitrán del cigarrillo.

 

 

Las colillas de cigarrillo son uno de los principales residuos recogidos en las ciudades.

Foto: PublicDomainPictures

 

Las colillas de cigarro están elaboradas con un derivado de petróleo llamado acetato de celulosa, un material no biodegradable que puede tardar cerca de 10 años en descomponerse.

 

 

Árboles por cigarrillos

La industria tabacalera es una de las principales responsables de la deforestación mundial, ya que para el cultivo de la planta del tabaco y su proceso de elaboración se usan miles de hectáreas en tierras fértiles, tales como bosques o selvas tropicales.

 

El proceso de elaboración del tabaco es una de las actividades humanas que más efectos tiene sobre el entorno.

Foto: Nima Ashkbari

 

De acuerdo a datos de la OMS, para elaborar 300 cigarrillos es necesario talar 8 árboles, eso sin contar los árboles usados en la fabricación del papel para el cigarrillo y las cajetillas, la construcción de los graneros en los que se almacenan y la leña usada para curar las hojas del tabaco para que adquieran su característico aroma.

 

 

Humo dañino

Como es lógico pensar, el humo del cigarrillo afecta de forma directa la calidad del aire. Según reportes de la Asociación Española Contra el Cáncer, se estima que los consumidores de tabaco producen 225 mil toneladas de dióxido de carbono cada año, esto equivale aproximadamente a las emisiones de producidas por 12 mil autos que realizaran recorridos de 10 mil kilómetros.

 

El humo de cigarrillo contribuye a la mala calidad del aire.

Foto: Hanjörg Scherzer

 

De acuerdo a un reporte publicado por la revista “Tobacco Control, el humo del cigarrillo también ocasiona que los niveles de partículas contaminantes aumenten hasta 10 veces más que los producidos por el humo de algunos motores de diésel.

 

Ahora que sabes estos datos, ¿vas a considerar dejar de fumar?

 

 

COMENTA ESTA NOTA