5 especies que se protegerán con la prohibición de Obama

Publicado el día 24 de Diciembre del 2016, Por Brian Clark Howard

El pasado 20 de diciembre, el presidente Barack Obama sorprendió a los ambientalistas y a la industria de los combustibles fósiles anunciando una prohibición permanente y extensiva para la prospección petrolera en gran parte de las aguas estadounidenses en el Ártico y el Atlántico; una medida que, en opinión de los expertos, difícilmente podrán revertir administraciones posteriores. La proscripción, que impide la perforación costera (offshore) desde Virginia hasta Nueva Inglaterra y en gran parte del Ártico estadounidense, se suma a un esfuerzo que Canadá anunció esta semana, el cual también prohíbe la exploración en aguas canadienses septentrionales.

Aqui va un banner...

 

El pasado 20 de diciembre, el presidente Barack Obama sorprendió a los ambientalistas y a la industria de los combustibles fósiles anunciando una prohibición permanente y extensiva para la prospección petrolera en gran parte de las aguas estadounidenses en el Ártico y el Atlántico; una medida que, en opinión de los expertos, difícilmente podrán revertir administraciones posteriores.

La proscripción, que impide la perforación costera (offshore) desde Virginia hasta Nueva Inglaterra y en gran parte del Ártico estadounidense, se suma a un esfuerzo de Canadá anunciado en la misma semana, que también prohíbe la exploración en aguas canadienses septentrionales. Dados los bajos precios del petróleo y las dificultades de la extracción en aguas profundas, sobre todo en el gélido norte, la industria no ha estado muy dispuesta a operar en esa región. Pero desde hace tiempo, los ambientalistas han advertido del potencial de la perforación a futuro, conforme mejoren las tecnologías.

La prohibición hará mucho para proteger las playas y las aguas prístinas que disfrutan las personas, y también será de gran ayuda para la fauna. Pues los animales no solo están amenazados por derrames petroleros y la actividad industrial, sino que, al limitar la exploración de combustibles fósiles, la proscripción de Obama podría reducir las emisiones de gases de invernadero, los cuales están impulsando las amenazas climáticas para los hábitats silvestres.

Entre las especies que resultarían más beneficiadas se cuentan:

 

1. Osos polares

A menudo considerados el símbolo del Ártico, los osos polares son una de las especies mejor conocidas y más abrumadas del planeta. Dependen de los témpanos y del agua limpia en territorios extensos para rastrear y cazar presas.

 

El hábitat de los osos polares se encuentra en riesgo por diversos factores.

 

Los osos polares están amenazados por la fusión del hielo debida al calentamiento global, y también por la contaminación resultante de las actividades de prospección petrolera, la cual puede envenenar sus presas.

 

 

Tal vez te interese: La gran batalla del oso polar

 

 

2. Narvales

Conocidos como unicornios marinos, los narvales son cetáceos que viven en ríos y aguas costeras del Ártico, pero sus poblaciones están menguando. Estos animales viven en grupos sociales y se alimentan de camarones, calamares y peces.

 

Las poblaciones de narvales están disminuyendo de forma crítica.

 

Los científicos no están seguros para qué sirven los enormes colmillos de los machos –son de marfil y pueden medir hasta 2.7 metros de largo-, aunque sospechan que podrían formar parte de sus rituales de apareamiento.

Los narvales se consideran en alto riesgo debido a los derrames petroleros.

 

 

Tal vez te interese: El golfo del petróleo 

 

 

3. Morsas

Las morsas casi siempre se encuentran cerca del Círculo Ártico, a veces reunidas en manadas de miles de individuos. Estos grandes mamíferos marinos son en extremo sociales y se distinguen por sus grandes colmillos, bigotes canos, aletas planas y cuerpos rollizos llenos de grasa.

 

Las morsas son una de las especies más vulnerables al calentamiento global.

 

En tiempos históricos, las morsas fueron cazadas casi hasta la extinción, pero han recuperado algo de su territorio. No obstante, estos animales son vulnerables al cambio climático y los científicos temen que los derrames petroleros puedan agravar el problema.

 

 

Tal vez te interese: Vino de serpiente, colmillo de morsa y otros "souvenirs" salvajes que debes evitar

 

 

 

4. Bacalao del Atlántico

Antaño abundante, el bacalao del Atlántico sostuvo una vigorosa industria pesquera durante generaciones, contribuyendo a cimentar las economías de Nueva Inglaterra y el oriente de Canadá. Sin embargo, la sobrepesca ha ocasionado una mengua drástica de sus poblaciones, las cuales no se han recuperado del colapso registrado en la década de 1990.

 

 

El bacalao atlántico contribuyó a la economía de Nueva Inglaterra y Canadá.

 

“Parece que todo el ecosistema ha cambiado –señaló un informe científico reciente, y- esto podría indicar una influencia climática debida a las cambiantes corrientes oceánicas y la afluencia de aguas árticas frías”.

No obstante, la prohibición para la prospección petrolera en lo que aún queda de su hábitat podría contribuir a la recuperación de la especie.

 

 

Tal vez te interese: La pesca con explosivos en Tanzania, una amenaza para el ecosistema marino

 

 

5. Corales de aguas frías y de profundidad

Aunque los arrecifes coralinos tropicales son los más conocidos, los científicos cada vez encuentran más especies y tonalidades de corales de aguas frías y de profundidad. Estos animales sedentarios son poco conocidos por la ciencia, pero se sospecha que desempeñan una función crítica en sus ecosistemas.

 

 

El Desmophyllum dianthus es fundamental en el ecosistema de las profundidades marinas.

 

De crecimiento lento, los corales de aguas frías y de profundidad pueden vivir cientos de años. No obstante, son muy susceptibles a la contaminación y los cambios en su ambiente, desde derrames petroleros hasta temperaturas más elevadas.

 

 

Tal vez te interese: Un video perturbador muestra cómo un coral convulsiona al calentarse el mar

 

 

Conoce otras asombrosas criaturas que viven bajo el mar helado del Ártico:

 

 

Tal vez te interese: Video | El duro trabajo en los campos petroleros del Ártico