• conecta con
    national geographic
ir
 
Animales con propiedades mágicas o que traen mala suerte a quien se los encuentra en su camino.
 
 
Animales con propiedades mágicas o que traen mala suerte a quien se los encuentra en su camino.
Foto: PublicDomainPictures
 
 

5 curiosas supersticiones sobre animales

Autor: National Geographic en español Fecha: 2017-10-31

 

Desde tiempos inmemoriales la humanidad le ha otorgado habilidades sobrenaturales e incluso mágicas a diversos objetos, números y animales. Algunas supersticiones son ya muy populares, como la pata de conejo para la buena suerte (aunque muy desafortunado para los conejos) o que cruzarse con un gato negro te traerá mala suerte.

El reino animal es muy basto, igual que las creencias alrededor del mundo y es por esta razón que nos pusimos a indagar sobre otras supersticiones de animales que seguro no conocías y que quizá no podrás creer.

 

1. El escarabajo que anuncia la muerte

El escarabajo del reloj de la muerte (Xestobium rufovillosum) es popular y temido gracias a su peculiar sonido.

Desde hace siglos se cree que el sonido que produce este escarabajo presagia la muerte de algún ser querido. Esta superstición ha sido alimentada sobre todo en la literatura, como el poema escrito por Jonathan Swift en el siglo XVIII titulado “Wood, an insect”; es también mencionado en una novela más actual titulada “Practical Magic” de Alice Hoffman, en donde el sonido de este escarabajo anuncia la muerte de uno de los personajes de la historia.

Algunas personas creen que el sonido que hace este insecto es también algún espíritu tratando de contactarse con el mundo de los vivos desde el Más Allá, pero este ruido tan peculiar no es más que una señal que el escarabajo del reloj de la muerte hace al golpear su cabeza contra la madera repetidas veces para atraer hembras y aparearse.

 

El escarabajo del reloj de la muerte hace un ruido muy particular y tenebroso para quienes lo escuchan.

Foto: Gilles San Martin

 

Quizá la única maldición que tenga este insecto tan particular es el daño que puede causar a las estructuras de madera, pues este material es su sustento y su vivienda, y por esta razón es considerado una plaga.

 

2. Las ranas y los sapos, los favoritos de las brujas

Las ranas y los sapos son animales fascinantes y es por eso que también hay algunas supersticiones alrededor de estos anfibios.

En los cuentos para niños, es muy común que las brujas tengan un caldero hirviendo para elaborar pócimas malévolas y casi siempre el ingrediente secreto para que surta efecto el hechizo son los ojos o las patas de un sapo o una rana. En las obras de William Shakespeare se hace mención a esto: en “MacBeth” se agrega a un caldero con un hechizo patas de rana, mientras que en “Cómo gustéis”, Shakespeare invoca una roca llamada “toadstone” una gema mística que supuestamente se forma dentro del cuerpo de un sapo y es usada como un amuleto de protección.

 

 

Muchas personas creen que los sapos son los causantes de las verrugas.

Foto: Brian Gratwicke

 

Pero la superstición más popular alrededor de las ranas y los sapos es que si las tocas te pueden causar verrugas, lo cual puede suceder ya que algunas están cubiertas de protuberancias; sin embargo, la realidad es que las verrugas suelen aparecer por algunos virus, en particular el del papiloma humano, pero es más interesante creer que las ranas y los sapos son los culpables.

 

En muchos cuentos para niños, las ranas son el ingrediente secreto en las pócimas mágicas de las brujas.

Foto: Brian Gratwicke

 

 

3. Los albatros son de buena suerte para los marineros

Los albatros son una de las aves que reinan las supersticiones de marineros y embarcaciones, quienes solían creer que estas aves traían buena suerte.

Los miembros de las tripulaciones de antes creían también que los albatros volaban cerca de los barcos porque eran los espíritus de marineros que se habían ahogado en el océano.

 

Los albatros representan buena suerte para los marineros.

Foto: GoodGallagher

 

No todas las supersticiones detrás de estas enormes aves marinas son positivas, los marineros creían que matar un albatros era de muy mala suerte; en 1959 una embarcación llevaba a bordo un albatros enjaulado que murió durante el viaje, y en señal de protesta la tripulación se puso en huelga, algo que seguramente hizo cambiar la suerte del capitán a cargo.

La representación del ave en el folclor tomó aún más fuerza después de la publicación del poema de Taylor Coleridge titulado “Rime of the Ancient Mariner”, en el que un marinero le dispara a un albatros y es obligado a usar el cadáver alrededor de su cuello como castigo.

 

4. Ver luciérnagas en casa significa que habrá sorpresas

Sin importar que ya sepamos cómo es que se iluminan por sí solas las luciérnagas, siempre nos parecerá un acto de magia.

Una de las supersticiones que rodean a estos insectos luminosos es que si ves una luciérnaga en tu casa significa tres cosas: tendrás buena suerte o visitas inesperadas, y si ves más de una, quiere decir que pronto habrá una boda o una fiesta.

 

Las luciérnagas parecen funcionar con magia.

Foto: Hristo Svinarov

 

Durante el verano en Japón se organizan festivales para apreciar a las luciérnagas y tienen un par de creencias fascinantes sobre ellas. De acuerdo a las leyendas japonesas, las luciérnagas son los espíritus de guerreros que murieron en combate y según un otra vieja superstición, se creía que si matabas una luciérnaga morirías en la próxima tormenta eléctrica que tuviera lugar.

 

 

5. Las aves son un augurio de muerte

Las aves son elementos importantes de la cultura popular, muchos padres han sido acorralados por sus hijos pequeños cuando preguntan ¿de dónde vienen los bebés? y han recurrido a la explicación de la cigüeña e incluso países como México, Ecuador y Guatemala tienen en sus escudos nacionales un águila, un cóndor y un quetzal, respectivamente.

Pero no siempre las aves nos inspiran respeto, admiración o ternura, algunas de las supersticiones alrededor de estos animales es que si una vuela dentro de tu casa alguien morirá pronto.

 

 

via GIPHY

 

Existen algunas especies que parecen encarnaciones del mal, como el picozapato, y es por eso que incluso tienen su propia fobia: la ornitofobia. Las aves han sido usadas para inspirar miedo, como en la película clásica “Los Pájaros” de Alfred Hitchcock, en donde de repente todas las aves de la ciudad (si no es que del mundo) enloquecen y comienzan a atemorizar a los humanos, dando picotazos y estrellándose contra los parabrisas para descontrolar los automóviles.

De cualquier modo, probablemente las aves no sean augurio de mala suerte, a menos que sea un cuervo que sólo te mira y te dice “nunca más”.

 

 

 

Tal vez te interese: Las 10 historias más extrañas de 2016

 

 

 

Con información de National Geographic

 

 

 

COMENTA ESTA NOTA