• conecta con
    national geographic
ir
 
 
 
 
 
 

Video: Aligátor americano grande devora a uno pequeño

Autor: Brian Clark Howard Fecha: 2016-06-09

Este es un mundo donde el aligátor más grande se come al más pequeño. Al menos en Florida donde hace unos días, un gran aligátor americano fue captado en video masticando a un miembro más pequeño de su propia especie.

Alex Figueroa registró el espeluznante encuentro en la Reservación Circle B Bar, en Lakeland, el 13 de abril. Según cálculos de Figueroa, el aligátor americano más grande medía de 3.3 a 3.7 metros de largo.

Aunque Alex jamás había visto personalmente semejante conducta, el canibalismo no es desconocido entre los aligátores, informa Christopher Brochu, profesor de la Universidad de Iowa, quien se especializa en el estudio de los crocodilianos.

“Los aligátores americanos son muy oportunistas y comen cualquier cosa que puedan encontrar; cualquier cosa que les pase por la garganta es comida”, dice Brochu. Y eso incluye otros aligátores, ya sea vivos o muertos.

El video no aclara qué sucedió antes que empezara la comilona. No hemos podido contactar con Figueroa, pero es posible que el animal más pequeño ya estuviera muerto. O quizás los aligátores se trabaron en un combate que condujo a la muerte del más pequeño. También cabe la posibilidad de la depredación intencional.

Las crías de aligátor americano son alimento de peces grandes, garzas, y mapaches, así que tienden a ser cautelosos. Las madres (y los padres de algunas especies crocodilianas) las protegen durante algún tiempo, pero a la larga terminan por abandonarlos a su suerte. Por ello, las crías tienden a recelar de otros aligátores, sobre todo los más grandes, explica Brochu.

Lee: ¿Por qué algunos animales se vuelven caníbales?

Los aligátores machos se vuelven particularmente agresivos y territoriales durante la temporada de apareamiento, que suele prolongarse de marzo a junio.

Los aligátores americanos (Alligator mississippiensis) son una rara historia de éxito de la conservación: el reptil, casi erradicado por la caza y el desarrollo de las actividades humanas, ha tenido una fuerte recuperación gracias a protecciones legales y al surgimiento de granjas de reproducción que satisfacen la demanda de su piel y su carne.

Ahora, estos animales se han vuelto relativamente comunes en ríos y lagos de agua dulce, así como en pantanos y marismas del sureste de Estados Unidos, sobre todo en Florida y Luisiana.

Pesados y torpes fuera del agua, los aligátores americanos son nadadores magníficos. Los machos alcanzan una talla promedio de 3 a 4.6 metros, y pueden pesar hasta 454 kilogramos, mientras que las hembras crecen hasta un máximo de 3 metros.

Recomendamos: El sorprendente video de las pirañas hambrientas

 

COMENTA ESTA NOTA