• conecta con
    national geographic
ir
 
Una tortuga de casco sudafricana inspecciona la cara de un facóquero en busca de sabrosos insectos en una charca sudafricana, en febrero.
 
 
Una tortuga de casco sudafricana inspecciona la cara de un facóquero en busca de sabrosos insectos en una charca sudafricana, en febrero.
Foto: Michelle Leighty Jones
 
 

Las tortugas que dan servicio de belleza

Autor: James Owen Fecha: 2015-10-12

Sin duda no es el salón de belleza más elegante de la sabana, pero hace poco descubrieron a unas tortugas operando un servicio de arreglo para facóqueros en una charca de Sudáfrica.

En las fotografías recientes tomadas en el Parque Hluhluwe-iMfolozi, dos tortugas con casco (Pelomedusa galeata) retiraban parásitos de un facóquero (Phacochoerus africanus), conducta jamás documentada.

De hecho, hay muy pocos informes de tortugas limpiando a otros animales, ya sea en tierra o en el mar, según el informe publicado en la revista Herpetological Review.

Los autores, el matrimonio formado por el ornitólogo Andy Jones y la administradora de recursos de la vida salvaje Michelle Leighty Jones, ambos del Museo de Historia Natural de Cleveland, Ohio, dieron accidentalmente con la peculiar interacción durante sus vacaciones, en febrero.

Andy y Michelle observaron que un facóquero entraba en la charca y dos tortugas se acercaban.

“Una de las tortugas comenzó a nadar en círculos y mordió la piel del facóquero. Supimos entonces que estábamos presenciando algo inusual”, dijo Andy.

Después de sumergirse en el agua cenagosa, el facóquero aguardó pacientemente durante diez minutos mientras los dos reptiles comían. El mamífero ni siquiera se inmutó cuando el arrancaron las garrapatas de la cara y en determinado momento, se hundió un poco más en el agua para que una tortuga alcanzara una gran mosca chupasangre que tenía en el lomo.

“No podía creer lo que veía, pero no tenía idea de que esta conducta estaba tan mal documentada”, agrega Jones.

Te rasco la espalda…

Esa conducta se observa rara vez, confirma Bill Branch, experto en reptiles y curador emérito honorario del Museo Puerto Elizabeth de Sudáfrica, quien no intervino en el informe.

Una tortuga masca una mosca posada en el lomo del facóquero.

Foto: Michelle Leighty Jones

En su correo electrónico, Branch agrega que los únicos casos conocidos de tortugas de agua dulce que ingieren garrapatas u otros parásitos de grandes animales, han involucrado búfalos del Cabo y rinocerontes.

“No puedo pensar en otro reptil que quite las garrapatas a otros grandes vertebrados”, dice.

Lee: El animal que cabalga rinocerontes

En parte, la escasez de informes puede deberse al hecho de que los picabueyes y otras aves suelen limpiar a los grandes mamíferos africanos –incluidos los facóqueros- cuando se encuentran en tierra firme.

Los acicaladores especializados, como picabueyes, peces y camarones limpiadores han desarrollado sociedades mutuamente beneficiosas con sus animales huéspedes, donde los limpiadores obtienen comida y los huéspedes de deshacen de molestos parásitos.

No obstante, Branch sospecha que, en los casos raros de tortugas como el de este facóquero, el acicalamiento es una oportunidad de obtener alimento más que una evidencia de conducta mutualista establecida entre las dos especies.

Andy Jones añade que la época del año pudo ser un factor determinante: era la estación de secas y las tortugas no tenían mucho qué comer en su empequeñecida charca.

“Imagino que las hambrientas tortugas acostumbran comer moscas de cualquier superficie que encuentran y en algunos casos, los mamíferos son lo bastante inteligentes para recordar esto y regresan a la charca la siguiente vez que moscas o garrapatas empiezan a incomodarlos”, dice.

Aunque un baño de lodo con tortugas puede ser una buena idea para un facóquero, los humanos, afortunadamente, tienen una solución mucho más simple: repelente de insectos.

 

COMENTA ESTA NOTA