• conecta con
    national geographic
 
El cáncer es una de las enfermedades más letales de nuestros tiempos, y aunque se habla de ella en todos lados, no muchas veces tenemos claro qué es.
 
 
El cáncer es una de las enfermedades más letales de nuestros tiempos, y aunque se habla de ella en todos lados, no muchas veces tenemos claro qué es.
Foto: royaltystockphoto
 
 

Guía rápida para entender el cáncer

Autor: National Geographic en español Fecha: 2017-02-14

 

Cada 4 de febrero, la Unión para el Control Internacional del Cáncer (UICC) observa el Día Mundial contra el Cáncer como una manera de fomentar la prevención y el tratamiento de esta enfermedad.

El cáncer no es desconocido para nadie, pero no muchas veces se tiene muy claro cómo afecta al cuerpo, cómo se desarrolla y en qué consisten los tratamientos para combatirlo, es por eso que en alianza con Cancer Treatment Centers of America (CTCA) te explicaremos lo fundamental para entender esta enfermedad.

 

Introducción rápida al funcionamiento celular

Todos los seres vivos están conformados por células, los seres humanos tienen células en el cabello, las uñas, los pies, la piel, los pulmones, la sangre, los nervios, los músculos, los huesos… es una lista infinita.

Las células tienen un papel fundamental en nuestro cuerpo, y su función depende del tipo de células que sean, entre algunas de sus funciones se encuentran ayudar a convertir el alimento y oxígeno en energía, curar las heridas y mantener el cuerpo en un estado saludable.

El funcionamiento de las células es fascinante, realizan sus funciones en estrictos protocolos y en un orden impresionante. Se comunican entre ellas, y cuando han dado todo su potencial, mueren para hacer espacio para nuevas células saludables; sin embargo, hay algunas células rebeldes que no siguen esta regla pero identifican el error y se desactivan automáticamente antes de causar daño, otras son eliminadas por el sistema inmune y algunas más encuentran modos de sobrevivir, cuando eso sucede, puede aparecer un cáncer.

 

El desarrollo del cáncer

Las células rebeldes, mejor conocidas como células cancerosas por médicos, rompen las reglas que una célula sana debe seguir:

Las células sanas están programadas para dejar de crecer, pero las células cancerosas crecen de manera descontrolada, sin considerar el espacio que les rodea.

Las células normales realizan un proceso llamado apoptosis, con el que se eliminan una vez que han terminado su trabajo; sin embargo, las células cancerosas ignoran las señales para morir. Es en este momento en el que los tratamientos contra el cáncer hacen su trabajo, pues sin ningún tipo de tratamiento estas células pueden dividirse y convertirse virtualmente en inmortales.

Las células sanas se comunican entre sí para ayudar a su huésped a sobrevivir; por su parte, las células cancerosas usan esta comunicación para engañar a las defensas del cuerpo.

 

Habilidad letal

Las células cancerosas tienen la habilidad de viajar y establecer colonias en otras partes del cuerpo, no deberían ser capaces de sobrevivir el duro ambiente dentro del cuerpo humano, pero algunas desarrollan fuerza y astucia mientras crecen, volviéndose viajeras resistentes.

Esta habilidad de las células cancerosas, llamada metástasis por los oncólogos, es un proceso que desconcierta a los médicos y reta a los pacientes; la metástasis es responsable de aproximadamente el 90 por ciento de las muertes por cáncer.

Los médicos pueden remover tumores con cirugías, reducirlos con quimioterapia o radiación, o atacarlos activando el sistema inmune del cuerpo. Pero algunos tipos de cáncer viajan y migran desde su tumor original y se esconden de la detección y tratamientos tradicionales. Pueden aparecer meses o años más tarde, a menudo más resistentes al tratamiento que el cáncer original.

 

Estrategias para combatir a las “células rebeldes”

Identificar la mala conducta específica en células cancerosas, puede ayudar a los investigadores a encontrar mejores métodos para luchar contra ellas.

En años recientes los científicos han podido observar estas acciones muy de cerca, como en el caso de los investigadores de la Universidad A&M de Texas, quienes descubrieron que las células rebeldes pueden desactivar el gen NLRC5, para evadir al sistema inmune y comenzar a desarrollar tumores. El siguiente paso, dicen los investigadores, es generar formas de manejar al NLCR5 en la búsqueda de mejores tratamientos.

Por su parte, el sistema inmune no se retira simplemente a esperar por un tratamiento al rescate y envía células inmunitarias macrófagas a combatir la fuerza invasora del cáncer. Aunque, para resistir el ataque, las células cancerosas pueden lanzar enzimas que producen proteínas anti-macrófagas en un intento de neutralizar a los devoradores y apagar la respuesta inmune.

 

¿Y los tumores?

La permanencia a largo plazo de algunos tipos de cáncer, depende de su habilidad de influenciar células sanas para expandirse a nuevas partes del cuerpo.

Como ya mencionamos, las células cancerosas también se comunican y engañan a las células sanas, algunos tumores se forman gracias a esta comunicación, pidiendo ayuda a las células normales para desarrollar suministros de nutrientes, mediante la creación de nuevos vasos sanguíneos. Este proceso es llamado angiogénesis y existen medicamentos especiales diseñados para apagar las señales de auxilio de las células cancerosas y cortar el suministro de nutrientes al tumor.

 

Un enemigo complicado

Como todo ser viviente, las células cancerosas desarrollan estrategias para mejorar su supervivencia; son capaces de crear escudos impenetrables por fuera de los tumores para protegerlos de las células enviadas por el sistema inmune y los medicamentos.

Estas estrategias confunden a doctores y pacientes por igual; pero aún así los investigadores conocen ahora más que antes la conducta de las células cancerosas y han podido ver cómo es que estas células viajan a través del cuerpo y han descifrado códigos de comunicación y eliminado los caminos que seguían para expandirse.

Con avances en inmunoterapia, los médicos están convirtiendo esta conducta de las células cancerosas, en herramientas para su tratamiento. El jefe del Departamento de Oncología Médica en el Hospital de Oncología del IMSS en la Ciudad de México, Dr. Juan Alejandro Silva, quien recientemente ha estado colaborando de cerca con Cancer Treatment Centers of America considera que “aún falta mucho camino por recorrer para alcanzar los resultados óptimos, sin embargo, paulatinamente se logran más éxitos”.

El doctor Silva asegura que “Los esfuerzos actuales en la lucha contra el cáncer incluyen el área de prevención, diagnóstico oportuno, el tratamiento más adecuado para cada paciente (medicina de precisión), y la terapia de apoyo que abarca los aspectos psicológicos, nutricional y hasta espiritual del paciente. Todo ello se incluye en el concepto moderno de atención integral del paciente con cáncer que ofrece CTCA. Y todo ello en un ambiente de cordialidad y humanismo".

 

El Dr. Juan Alejandro Silva, es jefe del Departamento de Oncología Médica en el Hospital de Oncología del IMSS en la Ciudad de México,

 

Desde 1988 CTCA se ha enfocado en ofrecer atención personalizada, compasiva, respetuosa y esperanzadora a los pacientes que combaten un cáncer complejo o avanzado. Con más de 7 mil pacientes al año y un equipo de mil 300 doctores y profesionales médicos, Cancer Treatment Centers of America (CTCA) tiene ya su primera Oficina Concierge fuera de Estados Unidos, ubicada en la Ciudad de México en Sierra Gorda 36, Lomas de Chapultepec. Para obtener más información ingresa al sitio de Cancer Treatment Centers of America (CTCA) http://www.cancercenter.mx/  o llama al (01 55) 4774-0925.

 

 

COMENTA ESTA NOTA