• conecta con
    national geographic
ir
 
Tal vez te hayan contado que tu cuerpo tiene diez células bacterianas por cada célula humana. Pues resulta que te contaron una mentira.
 
 
Tal vez te hayan contado que tu cuerpo tiene diez células bacterianas por cada célula humana. Pues resulta que te contaron una mentira.
Foto: Ian Cuming, Alamy
 
 

¿Cuántas células tiene el cuerpo humano… y cuántos microbios?

Autor: Michael Greshko Fecha: 2016-01-14

Tu cuerpo es un crisol microbiano, hogar de billones de bacterias que te ayudan a estar saludable y funcionar con regularidad. Y desde hace décadas, los científicos han demostrado su importancia con una afirmación provocativa: los microbios de tu cuerpo superan a tus células en diez a uno.

Sin embargo, un nuevo cálculo indica que, en cuanto se refiere a la cuenta de células, es posible que haya un empate.

En un nuevo estudio divulgado antes de su publicación en el sitio Web bioRxiv, tres científicos liderados por Ron Milo, del Instituto de Ciencias Weizmann, determinaron que el varón humano promedio está compuesto de 30 billones de células y contiene alrededor de 40 billones de bacterias, las cuales residen, mayormente, en el aparato digestivo.

En otras palabras, la cuenta celular de tu cuerpo está siempre a punto de superar a las bacterias. Y a veces lo hace… dependiendo de cuán recientemente te libraste de unos cuantos billones tras una evacuación intestinal.

En todas partes citan la proporción diez a diez, y no solo porque es fácil de recordar. Lo mencionan en artículos de reflexión. Los investigadores lo citan disciplinadamente. Y los medios –incluido National Geographic- suelen utilizar la afirmación como introducción del microbioma, ese universo de microbios que nos llama hogar.

Pero, ¿de dónde salió la cifra?

En 2010, los investigadores Moselio Schaechter y Stanley Maloy se zambulleron en la maraña de citas académicas que subyace la famosa estadística y hallaron, finalmente, que muchas de ellas apuntaban a una revisión que hizo el célebre microbiólogo Dwayne Savage, en 1977. Ese científico tenía una reputación de purista que hablaba por sí sola, de modo que muy pocos cuestionaron lo que, según el propio Savage, solo era una “posibilidad”.

Para obtener su cifra, Savage combinó un cálculo de buena fe del investigador y distinguido excéntrico T.D. Luckey con un conteo de células humanas razonable, pero no sustentado, que tomó de un libro de texto. Y así, desde la década de 1970, los científicos han considerado que el cálculo aproximado de Savage es una cuenta exacta.

“La historia de la proporción diez a diez tiene todas las características de una leyenda urbana académica”, dice Ole Bjørn Rekdal, del Colegio Universitario Bergen, quien ha estudiado la manera como las citas irreflexivas pueden propagar afirmaciones académicas plausibles, pero sin fundamento.

“Gran cantidad de autores ha ignorado el principio de consultar fuentes primarias”, agrega, “y verificar la confiabilidad del conocimiento que transmiten a sus lectores”.

Mejor cálculo aproximado

Para reconstruir el endeble cálculo bacteriano de Luckey, Milo y sus colegas volcaron su atención en el volumen del colon del varón promedio –409 mililitros, para ser exactos- y la cantidad de bacterias que habitan en un gramo de heces. Por otra parte, el equipo obtuvo una cuenta celular humana que cuadra, más o menos, con uno de los mejores cálculos conocidos, y que aprovecha astutamente el hecho de que, por conteo, estamos compuestos mayormente de eritrocitos (células rojas de la sangre).

La historia de la proporción diez a diez tiene todas las características de una leyenda urbana académica.

Ole Bjørn Rekdal, científico social


Pero como puedes imaginar, este estudio, que ni siquiera han revisado otros científicos, no zanja el asunto de la proporción. Es en extremo difícil contar células humanas. Y además, el cálculo se fundamenta en cuentas bacterianas promedio que tienden a fluctuar de una persona a otra.

“Después que llegas a los miles de millones [de bacterias], ¿tiene ya alguna importancia?”, dice Carolyn Hovde Bohach, microbióloga de la Universidad de Idaho. “No lo sé”.

De hecho, cabe argumentar que este recuento debiera ser desbancado por proporciones más útiles. Por ejemplo, ¿qué tal si comparamos el número de genes únicos de nuestro bioma con los ~20 000 genes humanos? (Por cierto: los cálculos globales de esta proporción varían de 150:1 a casi 500:1, aunque el genetista Julien Tap restringe la proporción a solo 30:1, basada en la especie dominante del microbioma).

No obstante las cifras exactas, el microbioma es un contribuyente vital y subestimado de la salud humana. Después de todo, la importancia de nuestros inquilinos bacterianos no es solo un décimo de la que tuvieron antaño.

“Es muy fácil olvidar que vivimos en un mundo microbiano”, dice Bohach. “Son los emperadores de nuestro planeta”.

 

COMENTA ESTA NOTA