Los 7 eventos astronómicos más esperados en 2017

Publicado el día 03 de Enero del 2017, Por Andrew Fazekas

Entre los muchos espectáculos astronómicos que se avecinan, 2017 será mejor recordado por el eclipse solar total que cruzará Estados Unidos en agosto. Además de esa vista espectacular, los observadores celestiales tendrán una infinidad de maravillas para disfrutar en los próximos meses. Para comenzar, un cometa helado pasará por la Tierra en febrero y con un poco de suerte, brindará vistas pintorescas. El esquivo Mercurio y el gigantesco Júpiter nos mostrarán sus mejores caras a principios de año, cuando lucirán más grandes y brillantes. Y en diciembre, la lluvia anual de meteoros Gemínidas hará una exhibición particularmente luminosa. He aquí un resumen de estos y otros acontecimientos espléndidos que vale la pena señalar en tu calendario de 2017.

Aqui va un banner...

 

Entre los muchos espectáculos astronómicos que se avecinan, 2017 será mejor recordado por el eclipse solar total que cruzará Estados Unidos en agosto.

Además de esa vista espectacular, los observadores celestiales tendrán una infinidad de maravillas para disfrutar en los próximos meses. Para comenzar, un cometa helado pasará por la Tierra en febrero y con un poco de suerte, brindará vistas pintorescas. El esquivo Mercurio y el gigantesco Júpiter nos mostrarán sus mejores caras a principios de año, cuando lucirán más grandes y brillantes. Y en diciembre, la lluvia anual de meteoros Gemínidas hará una exhibición particularmente luminosa.

He aquí un resumen de estos y otros acontecimientos espléndidos que vale la pena señalar en tu calendario de eventos astronómicos de 2017.

 

 

11 de febrero - Cometa 45P/HMP

En la primera mitad de febrero, los observadores celestiales podrán observar el paso de un cometa por la Tierra. Después de rodear al sol, en diciembre de 2016, el cometa 45P/Honda-Mrkos-Pajdušáková regresará a nuestro sistema solar exterior. Durante su recorrido, aparecerá en nuestro cielo en las horas del alba, dándonos la impresión de que cruza velozmente por las constelaciones Aquila y Hércules.

 

El Cometa 45P/HMP asará por la Tierra la primera mitad de febrero.

 

El 11 de febrero alcanzará el punto más próximo a la Tierra, a solo 12.4 millones de kilómetros de distancia. Ese será el mejor momento para visualizar al visitante helado, pues podría alcanzar niveles de brillantez perceptibles a simple vista, y deberá apreciarse en el cielo como una mancha borrosa y minúscula, pero definida.

 

 

26 de febrero - Eclipse anular

Los afortunados observadores en una estrecha franja del Hemisferio Sur tendrán oportunidad de ver un eclipse de “anillo de fuego”. También llamado eclipse solar anular, este acontecimiento impactante ocurre cuando el disco de la luna es demasiado pequeño para cubrir por completo al sol, por lo que vemos un anillo de luz solar alrededor de la silueta lunar oscura.

 

Un eclipse solar anular visto en el Parque Nacional del Gran Cañón, Arizona, en mayo de 2012.

 

El camino del eclipse iniciará sobre el océano Pacífico Sur, cruzará América del Sur y terminará en África. Al norte y al sur de este recorrido, una región mucho más amplia del mundo podrá presenciar un eclipse solar parcial.

 

 

29 de marzo - Mercurio, Marte y la Luna

Después del ocaso, los observadores celestiales deberán enfocar el cielo occidental para observar a la delgada luna creciente formando un triángulo celestial impresionante, con Mercurio en su ángulo inferior derecho y el rubicundo Marte sobre esta pareja. Lo que vale la pena del espectáculo, además de su hermosa disposición, es que esta formación permitirá que los observadores vean a Mercurio en su punto más brillante y más alto en nuestro cielo.

 

En marzo, la luna creciente formará un triángulo perfecto con dos planetas.

 

El planeta más próximo al sol es muy difícil de detectar, porque el mundo diminuto suele estar opacado por el resplandor de nuestro astro. Sin embargo, a fines de marzo, Mercurio alcanzará su punto más distante del sol visto desde la Tierra, así que será más fácil de observar.

 

 

10 de abril - La Luna se encuentra con Júpiter

Durante todo el año, el luminoso Júpiter hará pareja con Espiga, la estrella principal de la constelación Virgo. No obstante, abril será súper especial, porque el planeta más grande del sistema solar también hará pareja con la luna llena. Esa noche, los dos objetos emergerán juntos en el oriente momentos después que el sol se ponga en occidente.

 

Júpiter y la luna tendrán un apareamiento especialmente próximo en abril.

 

Y si te parece que Júpiter luce más brillante de lo habitual durante ese acontecimiento, es porque tres semanas antes habrá alcanzado su oposición, el momento en que el planeta aparecerá en nuestros cielos con su mayor tamaño y luminosidad en todo 2017.

 

 

21 de agosto - Eclipse solar total

Este año será particularmente impresionante para los observadores estadounidenses, pues el sol hará el acto de desaparición más asombroso que se haya visto en América del Norte desde 1979. Un eclipse solar total cruzará Estados Unidos, de costa a costa, en agosto. Y durante unos minutos, el cielo diurno se convertirá en penumbras a lo largo de la estrecha franja de su recorrido, desde Oregón hasta Carolina del Sur.

La totalidad alcanzará muchas ciudades y se espera que la mayoría de la población estadounidense se encuentre a poca distancia en auto de los lugares donde se registrará el imponente fenómeno. Sin embargo, en un área más extensa de todo el continente podrá observarse un eclipse parcial (cuando la luna cubre solo una parte del sol).

 

Una secuencia de imágenes muestra la progresión de un eclipse total de sol visto desde Rusia, en 2008.

 

Si te lo pierdes, tendrás que esperar hasta 2024 para que el próximo eclipse solar total adorne los cielos de América del Norte.

 

 

13 de noviembre - Venus se reúne con Júpiter

Dos de los cuerpos celestiales más brillantes de nuestro cielo tendrán un encuentro súper cercano al amanecer del 13 de noviembre. Los planetas vecinos, Venus y Júpiter, tendrán una conjunción espectacularmente próxima y muy baja en el horizonte oriental.

 

Los brillantes Venus y Júpiter estarán excepcionalmente próximos en nuestros cielos durante noviembre.

 

Los dos mundos parecerán estar separados por apenas 18 minutos de arco, el equivalente al ancho aparente de la luna iluminada a la mitad. Como esta conjunción ocurrirá muy abajo en el horizonte, los planetas tendrán que luchar contra la luminosidad del crepúsculo matutino, así que los binoculares harán más disfrutable la observación.

 

 

13 de diciembre - Meteoros Gemínidas

La lluvia anual de meteoros Gemínidas alcanzará su pico de actividad esa noche para los observadores de las Américas. Las Gemínidas son famosas por ser bastante prolíficas, con tasas de hasta 60 a 120 estrechas fugaces por hora en momentos pico.

 

La lluvia de Gemínidas es visible cada diciembre.

 

La lluvia de 2017 será especial porque los observadores solo tendrán que lidiar con una media luna menguante hasta, más o menos, la medianoche local. Pero una vez que se ponga la luna, las mejores vistas llegarán hacia las horas previas al amanecer del 14 de diciembre, justo cuando se predice que la lluvia alcanzará su pico de actividad.

 

 

NASA hizo públicas más de 3 millones de imágenes tomadas por el instrumento ASTER, estas son las 10 fotografías más impresionantes:

 

 

Tal vez te interese: NASA muestra en imágenes el cambio climático