• conecta con
    national geographic
ir
 
Tubos de hematita encontrados en el Cinturón Nuvvuagittuq, en Quebec, Canadá.
 
 
Tubos de hematita encontrados en el Cinturón Nuvvuagittuq, en Quebec, Canadá.
Foto: University College London
 
 

Fósiles más antiguos de la vida en la Tierra hallados en Canadá

Autor: National Geographic en español Fecha: 2017-03-21

 

Un equipo internacional de investigadores dirigidos por científicos de la University College de Londres descubrieron restos de microorganismos de al menos 3 mil 770 millones de años, proporcionando evidencia directa de una de las formas de vida más antiguas en la Tierra.

 

Los microorganismos fosilizados encontrados por los científicos tienen el ancho de un pelo humano.

Foto: University College London

 

Estos antiguos microorganismos fueron encontrados en la formación geológica llamada Cinturón Nuvvuagittuq, en Quebec, Canadá, la evidencia de vida en la Tierra más antigua que se conocía haía sido descubierta en Australia.

 

 

Recreando viejos tiempos

De acuerdo a las observaciones del equipo de investigadores, esta región de Canadá formó parte de un sistema de fuentes hidrotermales de alta mar rico en minerales como el hierro que proporcionó las condiciones ideales para las primeras formas de vida en la Tierra, las cuales datan de entre 3 mil 770 y 4 mil 300 millones de años.

“Nuestro descubrimiento apoya la idea de que la vida surgió de los respiraderos calientes de los fondos marinos poco después de la formación del planeta. Esta rápida aparición de vida en la Tierra coincide con otras pruebas recién descubiertas de sedimentos de hace 3 mil 700 millones de años que fueron formados por microorganismos”, explicó Matthew Dodd, estudiante de doctorado de Ciencias de la Tierra en la UCL y  del Centro de Nanotecnología de Londres.

 

El l Cinturón Nuvvuagittuq en Canadá alberga las rocas sedimentarias más antiguas de la Tierra.

Foto: University College London

 

El estudio, publicado en la revista Nature, describe el descubrimiento y el análisis detallado de los restos descubiertos por el equipo de la UCL; también participaron en la investigación la Comisión Geológica de Noruega, el Servicio Geológico de Estados Unidos, la Universidad de Western Australia, Ottawa y Leeds.

 

 

Tal vez te interese: Desierto de Atacama podría albergar microorganismos “marcianos”

 

 

Señales de vida

Los investigadores realizaron análisis sistemáticos a los filamentos y tubos de hematita (un tipo de óxido de hierro) a los restos que descubrieron para confirmar si eran de origen biológico y descartar si se habían formado de alguna otra forma, como cambios de temperatura o presión entre las rocas, pero se consideraron posibilidades poco probables.

El grupo de científicos observó que los fósiles mineralizados se encuentran asociados a estructuras esféricas presentes en rocas de menor edad que pueden contener fósiles; esto sugiere que la hematita pudo haberse formado cuando las bacterias oxidaron el hierro para alimentarse, antes de quedar fosilizadas en las rocas.

“Encontramos filamentos y tubos dentro de estructuras de un centímetro de tamaño llamadas concreciones o nódulos, así como otras estructuras esferoidales diminutas, llamadas rosetas y gránulos, y creemos que todo es producto de la putrefacción. Son mineralogicamente idénticos a los de rocas más jóvenes halladas en Noruega, el área de los Grandes Lagos de Norteamérica y Australia occidental", explica el coautor de la investigación Dominic Papineau, de la University College London.

De acuerdo a los investigadores, este descubrimiento demuestra que la vida en el planeta se desarrolló cuando la Tierra y Marte tenían agua líquida en su superficie y plantea dos cuestiones sobre la vida extraterrestre: la posibilidad de encontrar vestigios de vida en Marte de 4 mil millones de años o si la Tierra es un caso único.

 

 

Mira a los autores del estudio discutiendo su investigación en este video:

 

 

Tal vez te intereseIr a Marte podría arruinar la búsqueda de vida alienígena

 

 

 

COMENTA ESTA NOTA